Opiniones

Cremas y geles

Hay 19 productos.

Mostrando 1-19 de 19 artículo(s)

Cuida la piel de tu bebé 

En A La Nanita Nana os ofrecemos toda una gama de productos de la firma Organii para la higiene y el baño del bebé 100% naturales, para pieles hipersensibles y con dermatitis atópica.

Esta rutina horaria es muy importante para el peque al igual que lo es los productos que empleemos en su higiene diaria. Hemos de saber elegir cuáles son aquellas lociones, geles y cremas que respetan su delicada piel.

0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
Mostrando 1-19 de 19 artículo(s)

El baño de nuestro bebé, un ritual de relajación diario

El baño del bebé es un momento único y especial tanto para el bebé como para los papás. Los peques se relajan ya que en el agua se encuentran cómodos como si dentro del útero de la mami estuvieran todavía. Les hace tener sensaciones especiales y vivir nuevas experiencias, el chapoteo del agua, el tacto de la espuma o el olor de los productos del baño

Este ritual forma parte de la higiene diaria de nuestro bebé y resulta muy relajante, por ello que se recomienda realizarlo siempre a última hora de la tarde, previamente a la hora de la toma de la cena y de acostarse, y con una temperatura adecuada en el agua.

Los producto de A la nanita nana son hipoalergénicos y su fórmula es prácticamente orgánica. Sin perfumes. La opción más natural que podríamos ofreceros procedente de cultivos biodinámicos.

Hay que destacar que estudios recientes aseguran que los compuestos químicos presentes en los geles y lociones infantiles pueden provocar efectos adversos en sus hormonas a largo plazo, a parte de por supuesto las irritaciones a corto plazo. Por ello nuestra recomendación es siempre que los productos de higiene infantiles estén libres de perfumes y con los mínimos compuestos químicos posibles ya que los bebés los asimilan mucho peor que los adultos 

Según los pediatras no es recomendable que los bebés sean bañados con demasiado gel, ya que un exceso del mismo puede llegar a irritar la piel sobre todo en las zonas más sensibles como las axilas y los genitales, ya que quitaría la protección natural de su piel, igualmente se recomienda el uso de diferentes geles / champús para el baño y lavado de pelo. Un champú puede ser perfecto para el pelo pero irritarle la piel. Si vamos a utilizar el mismo hemos de asegurarnos que se trate de un producto específico e indicado para ambas cosas, cosa que nos permitiría ahorrarnos un dinero extra 

Se puede pensar que estos productos no son tan asequibles como los de las grandes superficies, pero si lo pensamos detenidamente además del importante beneficio en nuestro bebé, a la larga tendremos un ahorro económico en el uso de cremas especiales para las irritaciones.

Crema Solar para Bebés

La piel de los más pequeños es muy sensible, se quema con facilidad, por ello hay que asegurarse de protegerlos de los rayos solares antes de ir a la playa o a la piscina. 

Además de la crema solar, también te recomendamos cubrir su cabeza con un gorrito y a ser posible, con ropa fresca. Si, además, le gusta llevar gafas de sol, bienvenidas sean también! Y recuerda, mantener una buena hidratación es siempre muy importante, pero lo es todavía más si el plan es pasar el día en la playa.

Es muy importante que antes de comprar una Crema solar compruebes que cubre tanto a rayos UVA como a UVB, deben de aparecer las iniciales en el envase reflejadas

Existen tres tipos de protectores solares que se pueden dividir en:

- Filtros físicos / minerales

- Filtros químicos / orgánico

- Filtros mixtos (físicos y químicos)

A los bebés especialmente menores de 1 año hay que utilizar los de filtros físicos / minerales que aunque no son tan fáciles de untar ya que son más pastosos reflejan la radiación en la piel sin penetrar en ella y son activos desde el mismo momento en que los aplicas

Para mayores de 3 años ya aplicaremos los de filtros químicos cuyo nivel de protección preferiblemente ha de ser siempre entre 30 y 50. Esta protección se hace activa a partir de los 20 minutos de ser aplicada por lo que se recomienda no esperar a llegar a la playa para aplicarla.

Debemos siempre intentar elegir protectores resistentes al agua aunque la recomendación igualmente es de repetir la aplicación cada 2-3 horas