You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.
Dormir Bebé

Comprar cunas de A la Nanita Nana

La llegada del bebé supone una revolución en tu casa, por ello debes equiparlo con todo lo que necesite.

A menudo, los bebés pasan más tiempo en la cuna que en cualquier otro lugar, por lo que debes asegurarte de que la cuna de tu bebé garantiza la mejor comodidad y seguridad a tu bebé. Dado que la mayoría de l...

Comprar cunas de A la Nanita Nana

La llegada del bebé supone una revolución en tu casa, por ello debes equiparlo con todo lo que necesite.

A menudo, los bebés pasan más tiempo en la cuna que en cualquier otro lugar, por lo que debes asegurarte de que la cuna de tu bebé garantiza la mejor comodidad y seguridad a tu bebé. Dado que la mayoría de los niños duermen en una cuna hasta que es hora de mudarse a una cama junior o una cama normal (por lo general, entre las edades de 2 y 3 años), es aconsejable contar con una robusta que te dé todo lo que necesites durante este tiempo.

A muchas madres les gusta tener la cuna instalada varios meses antes de su fecha de parto. Pero no te preocupes si el bebé llega antes que tu cuna; a los niños les va bien dormir en un moisés, en una minicuna o en un dormidor durante las primeras semanas o incluso meses de sus vidas.

Recomendaciones para comprar una cuna

  • Que te ahorre espacio: A los padres con poco espacio les pueden interesar las opciones portátiles o de minicuna, que ocupan menos espacio que las cunas de tamaño completo. Algunas se doblan o pliegan para guardarlas cuando no las usas; algunas tienen ruedas para poder trasladarlos por la casa.

  • Comprueba la estabilidad: Si te decides por una tienda física, asegúrate allí de que cuenta con una buena estabilidad, sino hazlo después de montarla en casa. Si se tambalea o vibra, puede que no la hayas montado correctamente, aunque tambalearse o hacer ruido también puede ser un signo de que debes buscar una cuna más robusta.
  • Elije un buen colchón: Los dos tipos más comunes que se venden son de muelles internos y espuma y ambos están disponibles en distintos espesores. Para un colchón de espuma, más importante que el espesor, sin embargo, es que sea de alta densidad. El peso puede ser un buen indicador. Aun así hoy en día hay colchones de cuna de fibras más técnicas que permiten una aireación total, algo que aporta mucha seguridad al descanso de tu bebé.
  • Comprueba el tamaño del marco: El interior de la cuna debe permitir meter cómodamente un colchón de cuna estándar: De al menos 60x120, o 50x80 si es de minicuna. Asegúrate de que no haya espacio entre los lados del colchón y las paredes de la cuna. Esto plantea un peligro, ya que los bebés pueden quedar atrapados en ese espacio.
  • Que sea versátil: muchas cunas están diseñadas para convertirse en una cama para niños pequeños, una cama de día o incluso en la cabecera y el pie de cama para una cama de tamaño completo. Esto son las cunas convertibles. Asegúrate de que el cambio de la cuna a la cama sea relativamente fácil de realizar (consulta las opiniones online de los que ya han comprado) y, por supuesto, también importa que te guste el aspecto de los muebles en todas sus posibilidades.
  • Altura ajustable del colchón: la mayoría de las cunas le permiten cambiar la altura del colchón de la cuna simplemente levantando o bajando el soporte del colchón. El momento de bajar el colchón es cuando su hijo empieza a sentarse. A medida que los niños se vuelven más activos y se mueven más, pueden trepar y caerse de la cuna.

 

Notas de seguridad importantes

 

La mayoría de las cunas nuevas en el mercado cumplen con los estándares de seguridad obligatorios y voluntarios. Además de los consejos que propone la Asociación Española de Pediatría, como comprar cunas con una estructura sólida, o instalarlas en espacios alejados aventanas, persianas o cortinas, debes de tener en cuenta también las siguientes recomendaciones:

  • Retira las cunas con barandillas móviles. Las barandillas móviles conocidas como laterales abatibles han sido comunes en las cunas durante décadas, pero pueden representar un peligro para los bebés. Si un lado se desprende o se suelta, puede suponer problemas graves. De hecho, este tipo de cunas está prohibido. Así que evita su uso.
  • Evita los paragolpes: Los paragolpes de la cuna -almohadillada acolchada que se adhiere a la barandilla interior de la cuna- todavía se incluyen en los juegos de cama de la cuna, pero varias organizaciones los desaconsejan por riesgo de asfixia para los bebés.  
  • Especial atención a las cunas viejas: las cunas viejas, por las normativas con las que eran creadas y por el paso del tiempo, son más propensas a tener problemas de seguridad que los modelos nuevos. Las cunas de segunda mano también pueden tener astillas, pinturas con tóxicos o listones que están demasiado separados. Si tomas prestada una cuna o compra una usada, presta atención a estos detalles, así como a los bordes afilados, piezas de metal, cualquier cosa que se pueda romper, pintura descascarada y cualquier otro aspecto potencialmente peligroso.
  • Límites de seguridad: los fabricantes de cunas recomiendan suspender el uso (o la conversión a la siguiente etapa del producto, para cunas convertibles) cuando tu hijo alcanza una determinada altura, peso o etapa de desarrollo. Los límites de altura / peso son generalmente mucho más bajos en las cunas portátiles o minicunas. Lee atentamente el manual del producto y sigue las recomendaciones.

 Tipos de cunas en A la Nanita Nana

  • Minicuna: es una cuna de dimensiones más pequeñas, pensada para los primeros meses de vida y generalmente se suele colocar en el cuarto de los padres.
  • Cuna / Maxicuna: será donde duerma tu bebé sus primeros años hasta que pase a la cama. Por eso es importante que pueda evolucionar y adaptarse a su crecimiento.
  • Cuna de colecho: las cunas de colecho están pensadas para colocar junto a la cama de los padres y de esta forma permitir un mayor apego en los primeros meses de vida.
  • Cuna de viaje: son cunas compactas y plegables concebidas para dormir fuera de casa cuando vas de viaje, dejas a tu peque con los abuelos, etc. No son para uso diario.

 

¿Qué suponen económicamente?

Dependiendo del tipo de cuna que elijas para tu bebé, te supondrá un mayor o menor coste. Esto varía desde unos pocos cientos de euros hasta cifras mucho más altas, todo depende de lo que busques, ya sea practicidad, diseño, conveniencia para futuras etapas de crecimiento, seguridad, etcétera. Lo importante es elegir una cuna segura y confortable para tu bebé. Puedes estar tranquilo, en A la Nanita Nana hemos estudiado bien las cunas que ofrecemos para que cumplan e incluso superen las recomendaciones de seguridad, y siempre a los mejores precios.

 

Más

Dormir Bebé  Hay 180 productos.

por página
Mostrando 1 - 20 de 180 items
Dormir Bebé

Comprar cunas de A la Nanita Nana

La llegada del bebé supone una revolución en tu casa, por ello debes equiparlo con todo lo que necesite.

A menudo, los bebés pasan más tiempo en la cuna que en cualquier otro lugar, por lo que debes asegurarte de que la cuna de tu bebé garantiza la mejor comodidad y seguridad a tu bebé. Dado que la mayoría de los niños duermen en una cuna hasta que es hora de mudarse a una cama junior o una cama normal (por lo general, entre las edades de 2 y 3 años), es aconsejable contar con una robusta que te dé todo lo que necesites durante este tiempo.

A muchas madres les gusta tener la cuna instalada varios meses antes de su fecha de parto. Pero no te preocupes si el bebé llega antes que tu cuna; a los niños les va bien dormir en un moisés, en una minicuna o en un dormidor durante las primeras semanas o incluso meses de sus vidas.

Recomendaciones para comprar una cuna

  • Que te ahorre espacio: A los padres con poco espacio les pueden interesar las opciones portátiles o de minicuna, que ocupan menos espacio que las cunas de tamaño completo. Algunas se doblan o pliegan para guardarlas cuando no las usas; algunas tienen ruedas para poder trasladarlos por la casa.

  • Comprueba la estabilidad: Si te decides por una tienda física, asegúrate allí de que cuenta con una buena estabilidad, sino hazlo después de montarla en casa. Si se tambalea o vibra, puede que no la hayas montado correctamente, aunque tambalearse o hacer ruido también puede ser un signo de que debes buscar una cuna más robusta.
  • Elije un buen colchón: Los dos tipos más comunes que se venden son de muelles internos y espuma y ambos están disponibles en distintos espesores. Para un colchón de espuma, más importante que el espesor, sin embargo, es que sea de alta densidad. El peso puede ser un buen indicador. Aun así hoy en día hay colchones de cuna de fibras más técnicas que permiten una aireación total, algo que aporta mucha seguridad al descanso de tu bebé.
  • Comprueba el tamaño del marco: El interior de la cuna debe permitir meter cómodamente un colchón de cuna estándar: De al menos 60x120, o 50x80 si es de minicuna. Asegúrate de que no haya espacio entre los lados del colchón y las paredes de la cuna. Esto plantea un peligro, ya que los bebés pueden quedar atrapados en ese espacio.
  • Que sea versátil: muchas cunas están diseñadas para convertirse en una cama para niños pequeños, una cama de día o incluso en la cabecera y el pie de cama para una cama de tamaño completo. Esto son las cunas convertibles. Asegúrate de que el cambio de la cuna a la cama sea relativamente fácil de realizar (consulta las opiniones online de los que ya han comprado) y, por supuesto, también importa que te guste el aspecto de los muebles en todas sus posibilidades.
  • Altura ajustable del colchón: la mayoría de las cunas le permiten cambiar la altura del colchón de la cuna simplemente levantando o bajando el soporte del colchón. El momento de bajar el colchón es cuando su hijo empieza a sentarse. A medida que los niños se vuelven más activos y se mueven más, pueden trepar y caerse de la cuna.

 

Notas de seguridad importantes

 

La mayoría de las cunas nuevas en el mercado cumplen con los estándares de seguridad obligatorios y voluntarios. Además de los consejos que propone la Asociación Española de Pediatría, como comprar cunas con una estructura sólida, o instalarlas en espacios alejados aventanas, persianas o cortinas, debes de tener en cuenta también las siguientes recomendaciones:

  • Retira las cunas con barandillas móviles. Las barandillas móviles conocidas como laterales abatibles han sido comunes en las cunas durante décadas, pero pueden representar un peligro para los bebés. Si un lado se desprende o se suelta, puede suponer problemas graves. De hecho, este tipo de cunas está prohibido. Así que evita su uso.
  • Evita los paragolpes: Los paragolpes de la cuna -almohadillada acolchada que se adhiere a la barandilla interior de la cuna- todavía se incluyen en los juegos de cama de la cuna, pero varias organizaciones los desaconsejan por riesgo de asfixia para los bebés.  
  • Especial atención a las cunas viejas: las cunas viejas, por las normativas con las que eran creadas y por el paso del tiempo, son más propensas a tener problemas de seguridad que los modelos nuevos. Las cunas de segunda mano también pueden tener astillas, pinturas con tóxicos o listones que están demasiado separados. Si tomas prestada una cuna o compra una usada, presta atención a estos detalles, así como a los bordes afilados, piezas de metal, cualquier cosa que se pueda romper, pintura descascarada y cualquier otro aspecto potencialmente peligroso.
  • Límites de seguridad: los fabricantes de cunas recomiendan suspender el uso (o la conversión a la siguiente etapa del producto, para cunas convertibles) cuando tu hijo alcanza una determinada altura, peso o etapa de desarrollo. Los límites de altura / peso son generalmente mucho más bajos en las cunas portátiles o minicunas. Lee atentamente el manual del producto y sigue las recomendaciones.

 Tipos de cunas en A la Nanita Nana

  • Minicuna: es una cuna de dimensiones más pequeñas, pensada para los primeros meses de vida y generalmente se suele colocar en el cuarto de los padres.
  • Cuna / Maxicuna: será donde duerma tu bebé sus primeros años hasta que pase a la cama. Por eso es importante que pueda evolucionar y adaptarse a su crecimiento.
  • Cuna de colecho: las cunas de colecho están pensadas para colocar junto a la cama de los padres y de esta forma permitir un mayor apego en los primeros meses de vida.
  • Cuna de viaje: son cunas compactas y plegables concebidas para dormir fuera de casa cuando vas de viaje, dejas a tu peque con los abuelos, etc. No son para uso diario.

 

¿Qué suponen económicamente?

Dependiendo del tipo de cuna que elijas para tu bebé, te supondrá un mayor o menor coste. Esto varía desde unos pocos cientos de euros hasta cifras mucho más altas, todo depende de lo que busques, ya sea practicidad, diseño, conveniencia para futuras etapas de crecimiento, seguridad, etcétera. Lo importante es elegir una cuna segura y confortable para tu bebé. Puedes estar tranquilo, en A la Nanita Nana hemos estudiado bien las cunas que ofrecemos para que cumplan e incluso superen las recomendaciones de seguridad, y siempre a los mejores precios.

 

envio descanso para bebés
pago productos bebes
servicio venta tienda bebes
atención al cliente tienda bebes