You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.
Camas Montessori

Camas Montessori. Mucho más que una cama en el suelo. 

Las camas Montessori enamoran a primera vista. Pero antes de dejarte llevar por lo encantadoras que son y las oportunidades de personalización que tienen debes saber que son mucho más que camas preciosas para tus pequeños y que tienen muchos beneficios para el desarrollo físico y mental de t...

Camas Montessori. Mucho más que una cama en el suelo. 

Las camas Montessori enamoran a primera vista. Pero antes de dejarte llevar por lo encantadoras que son y las oportunidades de personalización que tienen debes saber que son mucho más que camas preciosas para tus pequeños y que tienen muchos beneficios para el desarrollo físico y mental de tu bebé.

Primero lo básico. ¿Qué es una cama Montessori?

Una cama Montessori es básicamente una cama en el suelo para tu bebé. Pero no nos quedemos en eso, porque poner la cama en el suelo para tu bebé tiene algunos propósitos claros. El propósito principal es fomentar la independencia de tu bebé, permitir el desarrollo de la voluntad y apoyar su necesidad de movimiento. El mero hecho de que tu bebé pueda entrar y salir de la cama solo con deslizarse, reduce mucho su dependencia de los adultos y refuerza su sensación de autosuficiencia.

Esta experiencia ayuda a desarrollar su capacidad de decisión en la que el peque se plantea una meta, intenta diferentes estrategias, cumple su misión y se siente bien. Además, los pequeños necesitan tener libertad de movimiento y estas camas lo refuerzan en este aspecto, porque utilizan sus ojos, su capacidad de rodar, de deslizarse y de gatear tan pronto como aprenden a ello.

Igual que cualquier otro accesorio Montessori, incluidos los móviles, mesas, sillas de destete y el resto de materiales con esta filosofía, es importante introducirlos en el momento adecuado ya que si se introduce antes o después pueden reducir la efectividad y aumentar la frustración.  Con la cama Montessori ocurre lo mismo.

El mejor momento para introducir la cama en el suelo es unas pocas semanas después de que nazca tu bebé. Al principio, lo ideal es que tu bebé duerma en una cuna que lo proteja de evidentes riesgos y le permita una visión sin obstáculos de su entorno. Sin embargo, conforme se vayan estableciendo patrones de sueño reconocibles y antes de que tu bebé empiece a rodar, es un buen momento para hacer la transición a la cama Montessori. De todas formas, por supuesto cada familia es diferente y deberás analizar tú el mejor momento para pasarlo a una de estas camas.

Cuando se toman decisiones de crianza siempre se debe pensar en lo que beneficiará a tu bebé a largo plazo. En pensar ¿Qué puedo hacer hoy que os ayude mañana? Fomentar la independencia es una de esas cosas que hacen adultos más capaces y felices.

Al principio puede resultar todo un reto, pero a la larga es uno de los mejores regalos que podrás haberle hecho a tus pequeños, y te sorprenderá la gran cantidad de capacidades que descubres de tu bebé.

Aunque usar una cuna podría ser más fácil al principio, usar una cama en el suelo es una gran opción. El principal reto es que los bebés campan a sus anchas por toda la habitación. Entonces, ¿Cuáles son los beneficios de usar una cama Montessori?

Libertad de movimientos

Tu bebé no está limitado por las cuatro paredes de la cuna y se pueden mover libremente para entrar y salir de la cama. Descubrirás que tus hijos son mucho más activos cuando tienen una cama en el suelo y se deslizan libremente para salir o entrar de la cama y moverse por la habitación. Esto es especialmente importante teniendo en cuenta que los bebés suelen estar limitados por una cuna, una silla alta o un balancín, una sillita para coche o en un carrito. Sí, algunos de ellos son necesarios e incluso imprescindibles, sin embargo, la filosofía Montessori considera que los niños necesitan tener todas las oportunidades posibles para su libertad de movimiento.

Promueve la independencia

Los niños pueden levantarse a leer, o a vestirse sin necesitar el permiso o la ayuda de sus padres. Con el tiempo y especialmente con un nene que ya no es tan pequeño podrán decidir cuándo están cansados y cuándo acostarse.

Para las siestas diurnas, empezarás a ver que tu bebé se acuesta cuando realmente tenga sueño.

Empoderar al pequeño

Tu bebé puede tomar sus propias decisiones. Esto, es especialmente aplicable para un niño pequeño que puede levantarse de la cama y jugar en lugar de llorar en la cuna esperando a que alguien lo saque. Aunque el bebé todavía puede tener su espacio limitado a su habitación, ya tienen mucho más poder y control sobre sí mismos.

Respeto

Una cama en el suelo, en lugar de una cuna, es más respetuosa, especialmente con un niño un poco más mayor, ya que respeta sus necesidades naturales y sus capacidades. Tu bebé no va a dormir solo porque no tiene otra opción, porque está confinado y no puede salir de la cuna, sino que toma su propia decisión de ir a la cama y acostarse (y, con suerte, quedarse dormido). Puede que haya momentos en los que les cueste acostarse, es normal, están descubriendo el mundo. Lo que puedes tener por seguro es que no vas a tener peleas o lloros para que vayas a sacarlos de la cuna, de la cama en este caso.

Comodidad

Esto es tanto para el bebé como para los adultos en muchos casos. Es fácil que una cama en el suelo te resulte mucho más cómoda que una cuna. Piensa que en una cuna puedes dormir cerca pero no dentro y muchas veces tendrás que sacarlos para darles el pecho y volverlos a meter. En una cama puedes tumbarte al lado sin movimientos grandes, levantarte sin molestar en el momento que quieras, o incluso dormir con ellos con toda facilidad. 

Las camas Montessori son una opción reciente e innovadora para el descanso de tu bebé.

Te presentamos algunos de los beneficios que consideramos que tienen, y son las razones por las que están hoy en A la Nanita Nana. Porque queremos darte las mejores opciones para el descanso y el cuidado de tus pequeños, sea cual sea tu filosofía.

Más

Camas Montessori  Hay 13 productos.

Mostrando 1 - 13 de 13 items
Camas Montessori

Camas Montessori. Mucho más que una cama en el suelo. 

Las camas Montessori enamoran a primera vista. Pero antes de dejarte llevar por lo encantadoras que son y las oportunidades de personalización que tienen debes saber que son mucho más que camas preciosas para tus pequeños y que tienen muchos beneficios para el desarrollo físico y mental de tu bebé.

Primero lo básico. ¿Qué es una cama Montessori?

Una cama Montessori es básicamente una cama en el suelo para tu bebé. Pero no nos quedemos en eso, porque poner la cama en el suelo para tu bebé tiene algunos propósitos claros. El propósito principal es fomentar la independencia de tu bebé, permitir el desarrollo de la voluntad y apoyar su necesidad de movimiento. El mero hecho de que tu bebé pueda entrar y salir de la cama solo con deslizarse, reduce mucho su dependencia de los adultos y refuerza su sensación de autosuficiencia.

Esta experiencia ayuda a desarrollar su capacidad de decisión en la que el peque se plantea una meta, intenta diferentes estrategias, cumple su misión y se siente bien. Además, los pequeños necesitan tener libertad de movimiento y estas camas lo refuerzan en este aspecto, porque utilizan sus ojos, su capacidad de rodar, de deslizarse y de gatear tan pronto como aprenden a ello.

Igual que cualquier otro accesorio Montessori, incluidos los móviles, mesas, sillas de destete y el resto de materiales con esta filosofía, es importante introducirlos en el momento adecuado ya que si se introduce antes o después pueden reducir la efectividad y aumentar la frustración.  Con la cama Montessori ocurre lo mismo.

El mejor momento para introducir la cama en el suelo es unas pocas semanas después de que nazca tu bebé. Al principio, lo ideal es que tu bebé duerma en una cuna que lo proteja de evidentes riesgos y le permita una visión sin obstáculos de su entorno. Sin embargo, conforme se vayan estableciendo patrones de sueño reconocibles y antes de que tu bebé empiece a rodar, es un buen momento para hacer la transición a la cama Montessori. De todas formas, por supuesto cada familia es diferente y deberás analizar tú el mejor momento para pasarlo a una de estas camas.

Cuando se toman decisiones de crianza siempre se debe pensar en lo que beneficiará a tu bebé a largo plazo. En pensar ¿Qué puedo hacer hoy que os ayude mañana? Fomentar la independencia es una de esas cosas que hacen adultos más capaces y felices.

Al principio puede resultar todo un reto, pero a la larga es uno de los mejores regalos que podrás haberle hecho a tus pequeños, y te sorprenderá la gran cantidad de capacidades que descubres de tu bebé.

Aunque usar una cuna podría ser más fácil al principio, usar una cama en el suelo es una gran opción. El principal reto es que los bebés campan a sus anchas por toda la habitación. Entonces, ¿Cuáles son los beneficios de usar una cama Montessori?

Libertad de movimientos

Tu bebé no está limitado por las cuatro paredes de la cuna y se pueden mover libremente para entrar y salir de la cama. Descubrirás que tus hijos son mucho más activos cuando tienen una cama en el suelo y se deslizan libremente para salir o entrar de la cama y moverse por la habitación. Esto es especialmente importante teniendo en cuenta que los bebés suelen estar limitados por una cuna, una silla alta o un balancín, una sillita para coche o en un carrito. Sí, algunos de ellos son necesarios e incluso imprescindibles, sin embargo, la filosofía Montessori considera que los niños necesitan tener todas las oportunidades posibles para su libertad de movimiento.

Promueve la independencia

Los niños pueden levantarse a leer, o a vestirse sin necesitar el permiso o la ayuda de sus padres. Con el tiempo y especialmente con un nene que ya no es tan pequeño podrán decidir cuándo están cansados y cuándo acostarse.

Para las siestas diurnas, empezarás a ver que tu bebé se acuesta cuando realmente tenga sueño.

Empoderar al pequeño

Tu bebé puede tomar sus propias decisiones. Esto, es especialmente aplicable para un niño pequeño que puede levantarse de la cama y jugar en lugar de llorar en la cuna esperando a que alguien lo saque. Aunque el bebé todavía puede tener su espacio limitado a su habitación, ya tienen mucho más poder y control sobre sí mismos.

Respeto

Una cama en el suelo, en lugar de una cuna, es más respetuosa, especialmente con un niño un poco más mayor, ya que respeta sus necesidades naturales y sus capacidades. Tu bebé no va a dormir solo porque no tiene otra opción, porque está confinado y no puede salir de la cuna, sino que toma su propia decisión de ir a la cama y acostarse (y, con suerte, quedarse dormido). Puede que haya momentos en los que les cueste acostarse, es normal, están descubriendo el mundo. Lo que puedes tener por seguro es que no vas a tener peleas o lloros para que vayas a sacarlos de la cuna, de la cama en este caso.

Comodidad

Esto es tanto para el bebé como para los adultos en muchos casos. Es fácil que una cama en el suelo te resulte mucho más cómoda que una cuna. Piensa que en una cuna puedes dormir cerca pero no dentro y muchas veces tendrás que sacarlos para darles el pecho y volverlos a meter. En una cama puedes tumbarte al lado sin movimientos grandes, levantarte sin molestar en el momento que quieras, o incluso dormir con ellos con toda facilidad. 

Las camas Montessori son una opción reciente e innovadora para el descanso de tu bebé.

Te presentamos algunos de los beneficios que consideramos que tienen, y son las razones por las que están hoy en A la Nanita Nana. Porque queremos darte las mejores opciones para el descanso y el cuidado de tus pequeños, sea cual sea tu filosofía.

envio descanso para bebés
pago productos bebes
servicio venta tienda bebes
atención al cliente tienda bebes