Opiniones

Filtrar por

Marca

Precio

  • 29,00 € - 36,00 €

Orinales

Hay 7 productos.

Mostrando 1-7 de 7 artículo(s)

Filtros activos

0 1 2 3 4 5 6
Mostrando 1-7 de 7 artículo(s)

Orinales para bebés

Después de varios años usando el pañal, va llegando la hora de que tu peque empiece a usar el orinal para luego poder ir al váter él mismo. Hemos de ser conscientes de que este momento llegará antes o después según el desarrollo motor y neurológico del niño.

La transición del pañal es un proceso que se produce poco a poco en varias fases:

1.- Lo normal es que comience avisando de que se ha hecho pis.

2.- Lo siguiente es que avise en el momento cuando se está haciendo pis.

3.- La última fase es que llegue a avisar antes de hacérselo, incluso con movimientos nerviosos, posturas o tocándose en la zona genital.

Estas señales suelen darse entre los 12 y los 36 meses y nuestro peque ya estará listo para dejar atrás los pañales y comenzar a usar su propio orinal. Este método es mucho más sencillo para el niño que comenzar subiéndose al váter aún poniéndole un elevador y un adaptador.

Consejos para elegir un orinal adecuado para el bebé

Para elegir el orinal que más se adapte a nuestro peque es conveniente que busquemos uno de su tamaño y en el que esté cómodo mientras se sienta. El orinal les inspira mayor confianza que el váter porque al tener los pies sobre el suelo lo hace sentir más seguro y no teme caer al suelo dentro de la taza.

Los orinales más recomendados son los que tienen la forma del inodoro de los mayores, como el que usan sus papás o su hermano mayor, que incluso lleve música o imite el sonido del agua con el tirar de la cadena. Con dibujos o de colores llamativos, pero nuestra recomendación es que dispongan de respaldo para sentirse más cómodos.

No es necesario que el orinal esté solo en el bar, podemos ponerlo en el cuarto de juegos o junto a su cama, para que le sea mucho más cómodo usarlo cuando tenga ganas.

Lo ideal es que todos los días procures sentarlo cada 2 horas en el orinal hasta que consiga hacer pis, por lo que podrá ya en breve empezar a pedir él ir al baño o sentarse solito cuando quiera. Esta etapa llevará un tiempo y hay que dejar que sea el niño quien marque su propio ritmo.

Enséñale a usar el orinal como si de un váter de mayores se tratara, desvistiéndose, limpiándose después de hacer, tirar de la cadena y lavarse las manos al acabar.