You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.
Carros para Papás Viajeros

Cómo elegir un carrito para papás viajeros.

Sois de los papis que por cuestiones de trabajo o placer estáis siempre de un lado a otro viajando ?? Estos son los carritos ideales para tu bebé. Seleccionados por su fácil y rápido plegado, su poco peso y dimensiones reducidas, sirviendo incluso para poder llevar como equipaje de mano en los aviones....

Cómo elegir un carrito para papás viajeros.

Sois de los papis que por cuestiones de trabajo o placer estáis siempre de un lado a otro viajando ?? Estos son los carritos ideales para tu bebé. Seleccionados por su fácil y rápido plegado, su poco peso y dimensiones reducidas, sirviendo incluso para poder llevar como equipaje de mano en los aviones. Porque viajar nos enriquece y qué mejor forma de hacerlo que en compañía de nuestros bebés sin que ello suponga un problema.

 

¿Deberías viajar con un carrito de bebé?

Si tienes niños pequeños o bebés que necesitan ir en un carrito de normal, entonces, por supuesto, lo ideal es que tengas uno. Si viajas en coche, estarás acostumbrada/o a colocar el carrito en el maletero, por lo que suele ser fácil llevarlo. Si estás volando, sin embargo, la cosa puede complicarse.

Si eres una mamá o un papá viajero y te encanta ir con tus peques allá donde vayas, aquí tienes algunos consejos.

Razones para comprar un carrito para papás viajeros…

• Hace mucho más fácil de transportar a los niños y empujarlos por las ciudades que visitas. Incluso cuando viajas por senderos que no son del todo aptos para los carritos, y vas a encontrarlo muy práctico cuando visites lugares en la ciudad, por supuesto.  

• Además, los peques se cansan, y un carrito es un buen lugar donde echar una cabezadita. Esto es algo que no tiene precio. Para ellos y para ti.

• Puedes quedarte más tiempo caminando con niños pequeños y bebés si tienen un lugar donde sentarse y visitar la ciudad o el campo tranquilamente.

• Evita que tengas que cargar con los bebés o ir a su paso de pies pequeños.

• En lugares calurosos, usar solo una mochilita canguro puede ser difícil.

• Viajar es mucho menos complicado cuando puedes tener las manos libres.

Aun así, un carrito al final es un aparato grande, y, aunque las ventajas son muchas, debes tener en cuenta ciertas cosas antes de elegir.

• Tener que facturar un carrito además de tu equipaje puede costar dinero. Además, allá donde viajes vas a tener que cargar con todo, y lo vas a notar sobretodo en los transportes. Por lo tanto, te conviene elegir algo ligero.

• Ten en cuenta también que hay muchos apartamentos con escaleras. Las estaciones de tren, museos, etc. a menudo también tienen muchas escaleras.

• Y algo que no se puede evitar es la preocupación de que el carrito se pueda dañar durante el transporte (porque ya sabemos cómo tratan las cosas los operarios). Y no es para nada una buena noticia que se te rompa o estropee el carrito.

Si el peso y el equipaje extra no te desaniman, claramente los pros superan a los contras. Aun así, creemos que la combinación perfecta es la de un carrito ligero y una mochila canguro.

_

¿Necesitas comprar una sillita de bebés especialmente para viajar?

Esto realmente depende de si ya tienes una sillita adecuada para viajar ligero y cómodo. Si de normal tienes un carrito de estos que lo tienen todo, lo normal es que te convenga comprar un carrito de bebé para viajar que sea ligero, manejable, cómodo, todoterreno y fácil de plegar. ¿Piensas coger transporte público? ¿Avión? ¿Si vas a ir en tu propio coche, cabrá tu carrito y todo tu equipaje en el maletero?

Otra cosa que debes tener en cuenta es que, si vuelas en avión, la sillita podría llegar a sufrir golpes. Si te encanta tu carrito de bebé actual y es de esos que cuestan un dineral, puede que valga la pena comprar un carrito para viajar con tu bebé.

Los mejores cochecitos de bebé para viajar están hechos para ser ligeros y fáciles de manejar. Un carrito de 15 kilos puede no molestarte demasiado ahora paseando tranquilamente por una ciudad que conoces con todas las comodidades, pero puede hacerlo si tienes que subir y bajar muchas escaleras, subir a autobuses o guardarlo en una habitación pequeña de hotel, por ejemplo.

Otra cosa que puedes hacer es comprar un carrito específico para hacer el viaje cuando llegas a tu lugar de destino. Puede que lo encuentres más barato, te ahorras el viaje de ida transportándolo y también tienes la opción de dejarlo allí antes de volverte, revenderlo, donarlo o traerlo de vuelta a casa, lo que tú quieras.

__

Cómo elegir el mejor cochecito de bebé para viajar

Sorprendentemente, hay muchas menos cosas que considerar al elegir un carrito de bebé pensado para viajar, que en carrito de diario. Esto se debe a que puedes enfocarse en ti y en las necesidades de tu bebé durante el viaje, en lugar de enfocarse en la vida diaria y todo lo que conlleva.

1. Tamaño y peso

Este es el punto más importante al elegir un carrito de viaje. ¿Cuánto pesa y cómo de voluminoso es? En serio, quieres que sea lo más compacto posible a la vez que satisface todas las necesidades que van surgiendo, como que se recline. Debe serte fácil levantando el carrito por las escaleras y que no ocupe demasiado espacio.

Como regla general, un cochecito con paraguas o una sillita hecha específicamente para viajar puede ser el camino a seguir, ya que se doblan fácilmente y compacta.

2. Fácil de plegar con una correa para colgártela.

Ser fácil de plegar y tener una correa de transporte (o una mochila) no son elementos esenciales, pero son muy útiles. Es mucho más fácil de usar y transportar una sillita si puedes doblarla rápidamente (preferiblemente con una mano) y llevarla fácilmente a dónde lo necesites.

Esto no es tan importante en casa: Allí puedes doblar el carrito una vez hayas sentado a tu bebé en la silla para el coche, para meterla en el maletero. Sin embargo, cuando viajes, lo harás varias veces sobre la marcha, posiblemente con tu hijo o tu equipaje en un brazo. Y luego tendrás que llevarla.

Así que tener una correa de transporte y ser fácil de plegar hace que cualquier carrito sea mucho más fácil de usar y más útil cuando se viaja. También encontramos cochecitos que son lo suficientemente compactos como para ser una silla de paseo de tamaño cabina que puedes llevar a bordo de los aviones, y pasa por equipaje de mano.

3. Cesta de almacenamiento

Las cestas de almacenamiento de debajo del asiento son un lugar súper útil para colocar todos los artículos que, de otra forma acabarían en tus manos. Sin embargo, cuanto más grande es la canasta, más grande es la sillita. Piensa en la importancia del almacenamiento.

Por seguridad, te recomendamos que guardes lo importante en tus bolsillos o en una mochila, para evitar problemas si alguien intenta robar de tu canasta, que esperamos que no.

4. Reclinación

La última característica importante es que tu carrito pueda reclinarse. ¿Necesitas un asiento reclinable o no? Los carritos que cuentan con una reclinación generalmente son más voluminosos y pesan más. Esto podría valer la pena si tu hijo sigue durmiendo la siesta en tu sillita de paseo.

Una silla de paseo más grande puede ser un punto a favor a cambio de que tu hijo pueda tomar una siesta y pueda seguir el ritmo de tus viajes. De lo contrario, puede que quieras elegir una sillita con poca o ninguna reclinación para ahorrar peso y espacio.

Más

Carros para Papás Viajeros  Hay 30 productos.

por página
Mostrando 1 - 20 de 30 items
Carros para Papás Viajeros

Cómo elegir un carrito para papás viajeros.

Sois de los papis que por cuestiones de trabajo o placer estáis siempre de un lado a otro viajando ?? Estos son los carritos ideales para tu bebé. Seleccionados por su fácil y rápido plegado, su poco peso y dimensiones reducidas, sirviendo incluso para poder llevar como equipaje de mano en los aviones. Porque viajar nos enriquece y qué mejor forma de hacerlo que en compañía de nuestros bebés sin que ello suponga un problema.

 

¿Deberías viajar con un carrito de bebé?

Si tienes niños pequeños o bebés que necesitan ir en un carrito de normal, entonces, por supuesto, lo ideal es que tengas uno. Si viajas en coche, estarás acostumbrada/o a colocar el carrito en el maletero, por lo que suele ser fácil llevarlo. Si estás volando, sin embargo, la cosa puede complicarse.

Si eres una mamá o un papá viajero y te encanta ir con tus peques allá donde vayas, aquí tienes algunos consejos.

Razones para comprar un carrito para papás viajeros…

• Hace mucho más fácil de transportar a los niños y empujarlos por las ciudades que visitas. Incluso cuando viajas por senderos que no son del todo aptos para los carritos, y vas a encontrarlo muy práctico cuando visites lugares en la ciudad, por supuesto.  

• Además, los peques se cansan, y un carrito es un buen lugar donde echar una cabezadita. Esto es algo que no tiene precio. Para ellos y para ti.

• Puedes quedarte más tiempo caminando con niños pequeños y bebés si tienen un lugar donde sentarse y visitar la ciudad o el campo tranquilamente.

• Evita que tengas que cargar con los bebés o ir a su paso de pies pequeños.

• En lugares calurosos, usar solo una mochilita canguro puede ser difícil.

• Viajar es mucho menos complicado cuando puedes tener las manos libres.

Aun así, un carrito al final es un aparato grande, y, aunque las ventajas son muchas, debes tener en cuenta ciertas cosas antes de elegir.

• Tener que facturar un carrito además de tu equipaje puede costar dinero. Además, allá donde viajes vas a tener que cargar con todo, y lo vas a notar sobretodo en los transportes. Por lo tanto, te conviene elegir algo ligero.

• Ten en cuenta también que hay muchos apartamentos con escaleras. Las estaciones de tren, museos, etc. a menudo también tienen muchas escaleras.

• Y algo que no se puede evitar es la preocupación de que el carrito se pueda dañar durante el transporte (porque ya sabemos cómo tratan las cosas los operarios). Y no es para nada una buena noticia que se te rompa o estropee el carrito.

Si el peso y el equipaje extra no te desaniman, claramente los pros superan a los contras. Aun así, creemos que la combinación perfecta es la de un carrito ligero y una mochila canguro.

_

¿Necesitas comprar una sillita de bebés especialmente para viajar?

Esto realmente depende de si ya tienes una sillita adecuada para viajar ligero y cómodo. Si de normal tienes un carrito de estos que lo tienen todo, lo normal es que te convenga comprar un carrito de bebé para viajar que sea ligero, manejable, cómodo, todoterreno y fácil de plegar. ¿Piensas coger transporte público? ¿Avión? ¿Si vas a ir en tu propio coche, cabrá tu carrito y todo tu equipaje en el maletero?

Otra cosa que debes tener en cuenta es que, si vuelas en avión, la sillita podría llegar a sufrir golpes. Si te encanta tu carrito de bebé actual y es de esos que cuestan un dineral, puede que valga la pena comprar un carrito para viajar con tu bebé.

Los mejores cochecitos de bebé para viajar están hechos para ser ligeros y fáciles de manejar. Un carrito de 15 kilos puede no molestarte demasiado ahora paseando tranquilamente por una ciudad que conoces con todas las comodidades, pero puede hacerlo si tienes que subir y bajar muchas escaleras, subir a autobuses o guardarlo en una habitación pequeña de hotel, por ejemplo.

Otra cosa que puedes hacer es comprar un carrito específico para hacer el viaje cuando llegas a tu lugar de destino. Puede que lo encuentres más barato, te ahorras el viaje de ida transportándolo y también tienes la opción de dejarlo allí antes de volverte, revenderlo, donarlo o traerlo de vuelta a casa, lo que tú quieras.

__

Cómo elegir el mejor cochecito de bebé para viajar

Sorprendentemente, hay muchas menos cosas que considerar al elegir un carrito de bebé pensado para viajar, que en carrito de diario. Esto se debe a que puedes enfocarse en ti y en las necesidades de tu bebé durante el viaje, en lugar de enfocarse en la vida diaria y todo lo que conlleva.

1. Tamaño y peso

Este es el punto más importante al elegir un carrito de viaje. ¿Cuánto pesa y cómo de voluminoso es? En serio, quieres que sea lo más compacto posible a la vez que satisface todas las necesidades que van surgiendo, como que se recline. Debe serte fácil levantando el carrito por las escaleras y que no ocupe demasiado espacio.

Como regla general, un cochecito con paraguas o una sillita hecha específicamente para viajar puede ser el camino a seguir, ya que se doblan fácilmente y compacta.

2. Fácil de plegar con una correa para colgártela.

Ser fácil de plegar y tener una correa de transporte (o una mochila) no son elementos esenciales, pero son muy útiles. Es mucho más fácil de usar y transportar una sillita si puedes doblarla rápidamente (preferiblemente con una mano) y llevarla fácilmente a dónde lo necesites.

Esto no es tan importante en casa: Allí puedes doblar el carrito una vez hayas sentado a tu bebé en la silla para el coche, para meterla en el maletero. Sin embargo, cuando viajes, lo harás varias veces sobre la marcha, posiblemente con tu hijo o tu equipaje en un brazo. Y luego tendrás que llevarla.

Así que tener una correa de transporte y ser fácil de plegar hace que cualquier carrito sea mucho más fácil de usar y más útil cuando se viaja. También encontramos cochecitos que son lo suficientemente compactos como para ser una silla de paseo de tamaño cabina que puedes llevar a bordo de los aviones, y pasa por equipaje de mano.

3. Cesta de almacenamiento

Las cestas de almacenamiento de debajo del asiento son un lugar súper útil para colocar todos los artículos que, de otra forma acabarían en tus manos. Sin embargo, cuanto más grande es la canasta, más grande es la sillita. Piensa en la importancia del almacenamiento.

Por seguridad, te recomendamos que guardes lo importante en tus bolsillos o en una mochila, para evitar problemas si alguien intenta robar de tu canasta, que esperamos que no.

4. Reclinación

La última característica importante es que tu carrito pueda reclinarse. ¿Necesitas un asiento reclinable o no? Los carritos que cuentan con una reclinación generalmente son más voluminosos y pesan más. Esto podría valer la pena si tu hijo sigue durmiendo la siesta en tu sillita de paseo.

Una silla de paseo más grande puede ser un punto a favor a cambio de que tu hijo pueda tomar una siesta y pueda seguir el ritmo de tus viajes. De lo contrario, puede que quieras elegir una sillita con poca o ninguna reclinación para ahorrar peso y espacio.

marcas productos bebés
envio descanso para bebés
pago productos bebes
servicio venta tienda bebes
atención al cliente tienda bebes